Porque tengo mal aliento aunque me lave los dientes

Muchos se preguntan porque tengo mal aliento aunque me lave los dientes, ya que para ellos resulta una situación bastante molesta con la que tienen que lidiar.

Porque de hecho cuando se lavan los dientes piensan que estan teniendo una gran solución, porque de hecho luego de lavárselos sienten ese aroma a fresco.

Pero no pasa demasiado tiempo cuando dicho aroma queda opacado una vez más por malos olores que salen de la boca, ¿qué está sucediendo?

Porque tengo mal aliento aunque me lave los dientes: explicación.

Lavarse a veces no es suficiente.La pregunta tiene sentido, pero debes de saber que no siempre los dientes o la boca en general tienen como razón de oler mal el estar sucios. Hay más razones.

Piensa por ejemplo que te estás lavando los dientes, pero entre todo tienes una muela picada. Incluso aunque te los laves seguido, al poco rato el olor terminará por salir.

Si no acabas con este tipo de origen, el olor siempre terminará por regresar a gran velocidad, algo que no puedes quitarte solo con limpieza.

¿Cuáles son esos posibles origenes?

Problemas en los dientes: Como comentaba, los dientes mismos pueden tener algún detalle que este causando el mal aliento. Por ejemplo, dientes picados.

Pero también puede ser que nuestros dientes esten guardando por ejemplo trozos de comida en los espacios, lo que hará sin duda que terminen por podrirse.

Origen en el estómago: Estos son los que provocan más olores inexplicables, porque todo podría provenir de procesos que ocurren en nuestro estómago.

Una mala alimentación, problemas estomacales, alguna infección, enfermedades no detectadas, etc…todos ellos pueden contribuir a crear esos olores.

Por lo tanto, como te imaginarás aunque trabajes en los dientes, solamente estarías corrigiendo el final del camino, porque falta todo lo relacionado al estómago.

¿Qué es lo que puedo hacer?

Deberás de cambiar tu dieta por completo, para evitar que tu propio estómago sea el que se encuentre arruinadote la experiencia. Comer algo más sano.

Una revisión por parte del dentista podrá determinar si realmente tienes un problema en la dentadura que pueda estarte causando algo y corregirlo para evitar problemas.

Seguir con tu limpieza de dientes y agregar el uso de enjuagues bucales. Y por otra parte, también no olvides lavarte la lengua, que esa puede ser otra fuente de olores.

Útil también: comidas que producen mal aliento.

Si logras empezar a cubrir todos estos puntos, poco a poco podrás quitarte todo ese mal olor uq ese encuentra molestándote.

Previous Post

Ventajas de usar el bicarbonato para el mal aliento

Next Post

El hilo dental con cera te ayuda contra los malos olores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *